Small connections between the immense and the intimate
The idea of ​​a country is formed with the small stories of its people. Stories accepted, communicated and valued by their own community and that are not always the epic stories of queens, gladiators or important chieftains. The root and backbone of families, the basic nucleus of any community, are the small stories, which tell of trips, births, loves, failures, and tiny personal decisions.
Houses are full of intimate spaces, improvised altars and domestic objects that makes me think about the appropriation of symbols and above all the symbolization of desires.

Identity is the fundamental plan of our existence. But what happens if we forget, if we don't feel like we can find our own, or if we look in the wrong places (watertight places)? What if we stopped looking for her? Logic begins and is based on the principle of identity: "Every entity is identical to itself, otherwise it would be monstrous."

I propose to rethink myself from my history, with my objects and surroundings; from that monstrous "we" and rebuilding a small core of my community: my own family environment.


Pequeñas conexiones entre lo inmenso y lo íntimo 
La idea de país se forma con las pequeñas historias de su pueblo. Historias aceptadas, comunicadas y valoradas por su propia comunidad y que no siempre son los relatos épicos de reinas, gladiadores o importantes caciques. La raíz y la columna vertebral de las familias, núcleo básico de cualquier comunidad, son las historias pequeñas, que cuentan viajes, nacimientos, amores, fracasos, decisiones muy personales, etc.
Las casas y los recuerdos, están llenos de rincones, de objetos domésticos que hacen pensar en historias y de pequeños altares improvisados, donde se ve la apropiación de símbolos y sobre todo la simbolización de los deseos. 
La identidad, es el plan fundamental de nuestra existencia. ¿Pero qué pasa si olvidamos, si no sentimos que podemos encontrar la propia, o si buscamos en los lugares equivocados (lugares estancos)? ¿Y si dejáramos de buscarla?  La lógica, empieza y se basa en el principio de identidad: “Todo ente es idéntico a sí mismo, sino sería monstruoso”.
A veces la historia que trae cada pueblo, está contada desde la mirada, las teorías políticas, filosóficas y antropológicas, de los pueblos que se les han impuesto. Y muchas veces nos aferramos a una identidad que más que vernos como plurales y mutables, nos fija en una idea de un “nosotros” vacía de contenido.
Me propongo repensarme desde mi historia, con mis objetos y entorno; desde ese “nosotros” monstruoso y reconstruyendo un núcleo pequeño de mi comunidad: mi propio entorno familiar.
Back to Top