Esta serie participó de dos muestras. Una individual en la Casona de los Olivera y una grupal en en Centro Cultural Borges
Serie inspirada en la obra literaria de Donatien Aldonse Francoise Marqués de Sade y Lacoste.
 
Puesta a pensar en la vasta complejidad que presenta el Hombre, decido concentrarme en las preguntas básicas; aquellas que me permiten cuestionarme la realidad concreta y  metafísica del mismo, su belleza, su fealdad, sus virtudes, sus vicios: el sexo, la libertad, la vida y la muerte.
Sade es uno de los intelectuales más lúcidos, precisos, violentos y profundos del siglo XVIII. Que a lo largo de toda su obra no ha hecho más que desmenuzar los huesos del esqueleto de toda la arquitectura moral y biológica de la especie humana.
Basada en la lectura de sus obras, realizo  un estudio metódico, una forma de ver el mundo desde sus ojos  proyectando sus deseos y pensamientos (violentos deseos y feroces pensamientos). Desde su crítica a todo el orden humano establecido y utilizando la perversión, el sexo,  el poder, la lujuria y otros vicios, Sade desarrolla una impetuosa teoría sobre la Naturaleza (las obras llevan el nombre de las distintas acepciones de la palabra), no solo del hombre, sino del poder natural en general. Su intrínsico respeto y devoción al único e innegable factor que, para él, debiera ser el modelo único y principal a seguir: La Naturaleza y sus leyes.
La belleza y perversión de su obra, me acercan al Divino Marques, y lo hago sin pretender entender su mente, sino interpretándolo a mi criterio. ¿Quién podría entender acaso los terrenos de esta mente tan fecunda y deliciosa?!

En base a la propuesta de actividades y eventos en el contexto de la muestra, proyectamos la película Marat Sade, y luego se discutió sobre los distintos temas que vinculaban la obra pictórica y la cinematográfica.
Back to Top